Historia de la RRI

La injusticia histórica de la falta de reconocimiento y respeto por parte de los gobiernos de los derechos humanos, civiles y políticos de los Pueblos Indígenas, las comunidades locales y los Afrodescendientes ha socavado durante mucho tiempo la cultura, la supervivencia, el desarrollo y la dignidad no sólo de esas comunidades, sino también de sus países y del mundo. Este abuso condujo a una degradación ambiental generalizada y a un conflicto violento entre las comunidades y los agentes externos que amenazaban sus tierras y sus medios de vida. A pesar de la profundidad del sufrimiento y los daños, estas cuestiones fueron ignoradas durante mucho tiempo por la comunidad internacional de desarrollo, considerada demasiado política para su intervención. Aunque la resistencia local fue generalizada y las organizaciones Indígenas y comunitarias han crecido en fuerza y poder político, hasta el decenio de 1990 sólo había unas pocas organizaciones internacionales, pequeñas, que se dedicaban activamente a apoyar a estas organizaciones locales y sus programas. Algunos agentes de la comunidad internacional de desarrollo eran conscientes de que la falta de respeto por esas personas y sus derechos consuetudinarios sobre la tierra eran los principales factores que impulsaban la deforestación, la pobreza rural, el fracaso de la conservación y los conflictos, pero se mostraron escépticos ante la posibilidad de que las organizaciones internacionales intervinieran de manera que contribuyeran a posicionar a los agentes locales para corregir las injusticias y lograr cambios importantes y transformadores en las leyes y políticas a nivel nacional.

A partir del año 2000, Forest Trends y el Centro de Investigación Forestal Internacional (CIFOR) comenzaron a colaborar con los campeones de las organizaciones de investigación y los organismos gubernamentales chinos. Esta colaboración llevó finalmente al gobierno chino a avanzar en las reformas de la tenencia de los bosques en todo el país, fortaleciendo los derechos de cientos de millones de personas y conduciendo a la reducción de la pobreza y al aumento de la reforestación. Esta experiencia dio confianza en que la colaboración estratégica entre los activistas internacionales, los investigadores y los campeones locales podría lograr reformas de la tenencia en gran escala y de importancia mundial, y que estas reformas permitirían, de hecho, un gran avance en los objetivos de desarrollo, conservación y clima. Aproximadamente al mismo tiempo, Forest Trends publicó un análisis innovador de la tenencia forestal mundial que mostraba que los Pueblos Indígenas y las comunidades locales tenían derechos formales sobre el 22% de los bosques de los países en desarrollo, y que esa cifra se había duplicado aproximadamente en los 15 años anteriores. También se argumentaba que esto seguía siendo sólo una parte de las reivindicaciones legítimas de los Pueblos Indígenas y las comunidades locales, y se identificaban oportunidades para ampliar aún más el reconocimiento. Estas conclusiones sorprendieron a los sectores forestal y de la tierra, dieron cierta esperanza de un mayor progreso y establecieron una línea de base para que todos supervisaran ese progreso.

La Iniciativa para los Derechos y los Recursos (RRI) se estableció en 2005 con el fin de aprovechar esos logros y catalizar una mayor coordinación estratégica entre las organizaciones para apoyar el reconocimiento de los derechos sobre las tierras forestales de las comunidades locales, los Pueblos Indígenas y los Afrodescendientes; abordar las injusticias históricas; y ayudar a transformar las zonas rurales de todo el mundo. El Grupo de Derechos y Recursos (RRG) se estableció para coordinar la coalición.

Fue creado por los dirigentes de Forest Trends, el Centro de Investigación Forestal Internacional (CIFOR), la Unión Mundial para la Naturaleza (UICN), el Centro Regional de Capacitación en Silvicultura Comunitaria para Asia y el Pacífico (RECOFTC) -Centro para la Gente y los Bosques, ACICAFOC (Asociación Coordinadora Indígena y Campesina de Centroamérica para la Agroforestería Comunitaria) y la Fundación para la Gente y el Desarrollo Comunitario (FPCD). Estos líderes desarrollaron el conjunto original de reglas y la estructura de gobierno de RRI. A lo largo de los años, la composición de la coalición y su estructura han fluctuado en respuesta al interés y las oportunidades. Lea más sobre la actual Coalición de RRI aquí, y lea el último Memorando de Entendimiento de RRI aquí.