Nuestro Impacto

La huella colectiva de la Coalición RRI se refleja en un mayor grado de sensibilización a nivel mundial sobre el reconocimiento de los derechos a la tierra y el territorio de los Pueblos Indígenas, Afrodescendientes y de las comunidades locales, incluyendo los derechos de las mujeres dentro de estas comunidades, como un precursor necesario para lograr los objetivos mundiales de desarrollo, conservación, diversidad biológica y clima, así como mayores reformas de tenencia en Perú, China, Liberia e Indonesia; labores más sólidas de promoción e incidencia en el sur de Asia, América Latina y en África occidental y central; y mejores normas y políticas sobre responsabilidad empresarial.

El ecosistema de iniciativas de RRI dedicadas a fomentar y ampliar el reconocimiento de los derechos en el ámbito mundial tiene presente la tremenda cantidad de trabajo que todavía queda por hacer por los bosques del mundo y por los pueblos y las comunidades que consideran  estas áreas como  sus hogares.

Razones para fomentar los derechos Indígenas y comunitarios a la tierra, incluidos los derechos de las mujeres dentro de estos grupos

El poder colectivo de las más de 150 organizaciones de RRI que trabajan en temas relacionados con los derechos a la tierra y territorio de  los Pueblos Indígenas, Afrodescendientes y  las comunidades locales ha influido enormemente en el ecosistema del desarrollo, lo cual ha dado origen a una adopción sin precedentes de derechos de tenencia como un aspecto fundamental del desarrollo sostenible y del discurso  climático. Este trabajo ha contribuido a lograr mayores acciones colectivas, a concientizar  sobre los derechos de las mujeres en las comunidades y de  afrodescendientes, junto con los derechos Indígenas, y a generar nuevos compromisos y acciones para fomentar el reconocimiento de los derechos comunitarios a la tierra.

Creación de un entorno propicio para un mayor reconocimiento práctico de los derechos

El trabajo de la Coalición de RRI en las regiones y los países prioritarios respaldan los esfuerzos y la visión de los hombres y las mujeres Indígenas y de las comunidades que, durante décadas, han venido trabajando para promover sus derechos —ayudándolos a crear las condiciones necesarias para las reformas de tenencia y prepar el terreno para una implementación exitosa. Este trabajo impulsa la sólida base analítica de RRI para medir y fomentar los avances en el reconocimiento de los derechos a la tierra y los recursos, su relación entre lo local y lo global, y su mecanismo de financiamiento flexible, a fin de llegar a los actores claves, tanto del gobierno como del sector privado, durante períodos críticos de oportunidades.

Transformación del ecosistema para ampliar el alcance del reconocimiento de los derechos

RRI tiene una trayectoria de convocar, reunir a “aliados poco probables” y hacer germinar iniciativas, plataformas e instituciones para abordar vacíos en la materialización de los derechos comunitarios a la tierra. De forma conjunta, se ha fortalecido el ecosistema necesario para impulsar avances a largo plazo.

Con el apoyo del Tenure Facility —el primer y único mecanismo financiero multisectorial e internacional que se centra exclusivamente en garantizar los derechos de las comunidades a la tierra y los bosques—, los Pueblos Indígenas y las comunidades locales ya han logrado avances en la seguridad de la tenencia colectiva de más de 4,2 millones de hectáreas de tierra y de bosques y una mayor protección de 2,4 millones de hectáreas de bosques categorizados como reservas para los Pueblos Indígenas que viven en aislamiento voluntario o que han hecho un contacto inicial.