El comercio mundial, el consumo, el crecimiento de la población y la urbanización están impulsando transformaciones que, en parte, conducen a la destrucción de la naturaleza. El Foro Económico Mundial califica la pérdida de biodiversidad como uno de los cinco principales riesgos mundiales. Está claro que la protección del medio ambiente debería ocupar un lugar destacado en la agenda política y normativa, pero con demasiada frecuencia la gobernanza medioambiental es débil y se descuida la aplicación de las políticas.

RRI agradece el apoyo de la filántropa MacKenzie Scott

Nos complace compartir que la Iniciativa para los Derechos y Recursos ha recibido una subvención sin restricciones de 15 millones de dólares del filántropo MacKenzie Scott para apoyar el reconocimiento de los derechos a la tierra y a los recursos de los Pueblos Indígenas, los Pueblos Afrodescendientes y las comunidades locales de todo el mundo, incluidas las mujeres de estos grupos.

Nos complace compartir que la Iniciativa para los Derechos y Recursos (RRI), la Alianza Global de Comunidades Territoriales (GATC) y la Campaña para la Naturaleza (C4N), han recibido una subvención del Bezos Earth Fund para ampliar conjuntamente el reconocimiento de los derechos de tenencia de los Pueblos Indígenas, las comunidades locales y los Pueblos Afrodescendientes en los Andes tropicales y la cuenca del Congo.

Un nuevo informe del Fondo Cooperativo para el Carbono de los Bosques (FCPF), una asociación mundial para reducir con éxito las emisiones derivadas de la deforestación y la degradación de los bosques, y el fondo del Banco Mundial para mejorar el acceso a los beneficios al tiempo que se reducen las emisiones (EnABLE), describe formas tangibles en que las comunidades mundiales pueden avanzar en el esfuerzo por mitigar el cambio climático mediante el fortalecimiento de la soberanía Indígena.

Reflexiones sobre las soluciones basadas en la naturaleza : Ocasión para la precaución y la esperanza

Las soluciones basadas en la naturaleza, se definen en términos generales  rasgos,  como soluciones a los retos sociales que implican trabajar con la naturaleza. Cuando se anclan en soluciones culturalmente apropiadas y en las prioridades autodeterminadas por las poblaciones locales, las acciones basadas en la naturaleza tienen el potencial de fortalecer sinergías, transformar las interacciones hombre-medio ambiente, e impulsar la transformación de todo el sistema eficazmente.

Un nuevo análisis demuestra los riesgos de la inversión en compensaciones de carbono sin derechos comunitarios

Este análisis demuestra que la gran mayoría de los países con bosques tropicales que pretenden beneficiarse de los mercados internacionales de carbono forestal aún no han definido en la ley y en la práctica los derechos de los Pueblos Indígenas, comunidades locales y Pueblos Afrodescendientes sobre el carbono en sus tierras y territorios consuetudinarios.

Carta abierta de RRI a WWF Internacional

25 de septiembre de 2020 Marco Lambertini Director General, WWF International Estimado Sr. Lambertini: En nombre de la coalición de la Iniciativa para los Derechos…

Durante una sesión reciente del Foro Permanente de las Naciones Unidas sobre Cuestiones Indígenas, realizada en Nueva York, seis activistas y líderes indígenas de diversas partes del mundo dedicaron un momento a referirse a las contribuciones que realizan sus comunidades para el progreso de la sociedad, y que muchas veces no se reconocen y se subestiman, así como para abordar algunos de los conceptos erróneos más comunes y nocivos sobre los pueblos indígenas y las comunidades locales.

Mientras los regímenes buscan revertir los derechos humanos, los pueblos indígenas y las comunidades locales demuestran que la unión hace la fuerza

Originaria de Colombia, la Dra. Bolaños es antropóloga y experta en derechos humanos, y ha dedicado las últimas dos décadas a promover los derechos colectivos de tenencia de los pueblos indígenas y afrodescendientes, al igual que de las comunidades locales y de las mujeres rurales en América Latina. En el marco del septuagésimo aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la Dra. Bolaños reflexiona en los retos que enfrentan las comunidades indígenas, afrodescendientes y campesinas en cuanto a sus derechos, así como en la forma en que estos grupos y sus aliados están aunando esfuerzos para abordar estos retos de forma conjunta.

Dos nuevos estudios publicados en vísperas de la Cumbre Global de Acción Climática ilustran los fuertes vínculos entre la seguridad de los derechos a la tierra de los pueblos indígenas y la protección de los bosques que son vitales para mitigar el cambio climático. Al tiempo que investigadores, defensores y líderes del clima se reúnen en California esta semana para discutir las prioridades y los objetivos de la Cumbre Global de Acción Climática, deben reconocer la urgente necesidad de garantizar los derechos de los Pueblos Indígenas y de las comunidades locales como una solución clave para el cambio climático.

El tema de este año fue “Los derechos colectivos de los pueblos indígenas a las tierras, los territorios y los recursos”. Líderes indígenas de todo el mundo destacaron la función esencial que desempeña la seguridad de estos derechos en sus vidas y medios de sustento, así como en el fomento del desarrollo sostenible y la mitigación del cambio climático.

Nuevos datos consolidados desde los consejos comunitarios afrodescendientes y registros del Estado revelan que el gobierno de Colombia no ha respondido a 271 solicitudes de reconocimiento legal y titulación colectiva. Estos datos evidencian amenazas a la sostenibilidad cultural y ecológica de los territorios de las comunidades afrodescendientes y sus derechos establecidos por la Ley 70 de 1993, así como a la ejecución exitosa de los Acuerdos de Paz. Aunque todas las 271 comunidades han reclamado al Estado su titulación colectiva, el gobierno ha postergado el reconocimiento de estas reclamaciones—en algunos casos por más de una década.

¿Esta tierra es mi tierra?
¿Esta tierra es mi tierra?

Para las comunidades amazónicas y nativas no se trata de ignorar o rechazar el mercado, sino de ver la mejor manera de relacionarse con él, a la vez que preservan sus propiedades, derechos, tradiciones y conocimientos ancestrales (claves en la diversidad biológica y la propiedad intelectual).