Confederación Nacional Agraria (CNA)

Foto: Confederación Nacional Agraria (CNA)

Las principales organizaciones representativas de los pueblos indígenas del Perú, se reunieron los días 16 y 17 de agosto, para consolidar una agenda común de incidencia política para promover la titulación colectiva de las comunidades indígenas.

Esta reunión fue promovida por la Confederación Nacional Agraria (CNA) como parte de la estrategia de la Iniciativa para los Derechos y Recursos (RRI, por sus siglas en inglés) en Perú, que busca generar los mecanismos de articulación entre las organizaciones indígenas frente a los proyectos del gobierno peruano que incluyen componentes de titulación de comunidades, entre ellas el Proyecto de Catastro, Titulación y Registro de Tierras Rurales en el Perú, Tercera Etapa (PTRT3), un proyecto financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo y el Estado Peruano.

Las organizaciones indígenas que participaron de esta reunión fueron CNA; la Confederación Campesina del Perú (CCP); la Organización Nacional de Mujeres Indígenas Andinas y Amazónicas (ONAMIAP), todas ellas colaboradoras de RRI y miembros del Comité Consultivo Nacional del PTRT3; la Confederación de Nacionalidades Amazónicas del Perú (CONAP); la Federación de Mujeres Campesinas, Artesanas, Indígenas, Nativas y Asalariadas del Perú (FEMUCARINAP); y la Central Única de Rondas Campesinas del Perú (CUNARC-P).

La jornada fue iniciada con dos presentaciones sobre el contexto legal de los territorios de pueblos indígenas en el Perú a cargo de Silvana Baldovino de la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental ( SPDA), Colaborador de RRI en Perú, y Daniel Sanchez de la Defensoría del Pueblo. Esto dio un contexto de la situación actual del país en materia de titulaciones para luego pasar a sesiones de trabajo en las que las organizaciones indígenas articularon aspectos comunes de sus agendas para establecer una estrategia a corto y mediano plazo para promover la titulación de pueblos indígenas y la protección de sus tierras y territorios.

En el marco de dicho evento, las organizaciones indígenas participantes sumaron su apoyo a la campaña global Lands Rights Now (“Derechos a la tierra ya” en español) que tiene como objetivo duplicar para 2020 la superficie mundial de tierra legalmente reconocida como propiedad o bajo control de los pueblos indígenas y las comunidades locales.